Síguenos en Facebook

Los Moluscos, un filo de pura diversidad

76807879.jpg Creatas Images/Creatas/Thinkstock

Siguiendo la línea de artículos descriptivos de hábitats animales o de ciertos animales en particular, esta vez me he interesado en contarles acerca de los moluscos. Son animales verdaderamente fascinantes y muy diferentes a los que tenemos en nuestras vidas diarias.

Mollusca es un filo taxonómico que contiene una variedad de organismos llamados moluscos, y las clases taxonómicas incluyen caracoles, babosas marinas, pulpos, calamares, y bivalvos como almejas, mejillones y ostras. Se estima que hay entre 50.000 y 200.000 especies que pertenecen a este filo. Piensa en las diferencias obvias entre un pulpo y una ostra y te podrás imaginar la diversidad de este filo en particular.

Las características comunes a todos los moluscos es que tienen un cuerpo blando, y la poca distinción que se puede hacer entre las regiones superiores e inferiores de su anatomía (o sea, donde irían la cabeza y las patas de otros animales). Algunos pueden tener una dura cubierta, o exoesqueletos. Los moluscos utilizan sus pies musculares para moverse. Estos animales también tienen un corazón que bombea sangre a través de sus vasos sanguíneos, sistema digestivo y nervioso.

Su clasificación se encuentra dentro del reino Animalia y el filo Mollusca.

Muchos moluscos se alimentan utilizando una rádula, la cual es básicamente una serie de dientes en una base de cartílago. Esta rádula puede ser utilizada para tareas complejas, desde pastar algas marinas o perforar una coraza.

Algunos moluscos tienen géneros separados, con machos y hembras; otros son hermafroditas. Estas especies pueden vivir en agua dulce, agua salada e incluso en tierra firme. Gracias a su habilidad de filtrar grandes cantidades de agua, los moluscos son importantes en muchos hábitats diferentes. También son importantes para los humanos como una fuente de alimentación, y han sido utilizados para hacer herramientas y joyas.

Artículos recomendados

Comentarios