Síguenos en Facebook

¿Cómo se clasifican las estrellas?

78255288.jpg iStockphoto/Thinkstock

Si uno intenta profundizar en la realidad observable es muy útil usar sistemas de clasificación. Estos, claro está, son arbitrarios, pero permiten organizar los datos mediante generalizaciones. Los astrónomos clasifican las estrellas a partir de sus características espectrales, las que ofrecen información sobre la temperatura que hay en sus superficies.

El método consiste en analizar la luz de las estrellas a través de rejillas de difracción. Los fotones entrantes se dividen en un espectro de colores. Cada uno de estos valores muestra la presencia de un elemento químico, cuya excitación se produce a un grado de temperatura determinado.

Para hacer la descripción estelar se han utilizado algunas letras del alfabeto relativas a cada nivel de calor: O, B, A, F, G, K, y M, en orden descendente. Las estrellas O serían las más calientes, las M las más frías. Pero también existe una clasificación no formal que asocia colores a estos astros. Así pues las estrellas O son llamadas azules; B, azul-blancas; A, blancas; F, amarillo-blancas; G, amarillas; K, anaranjadas, y M, estrellas rojas; aunque estos no sean necesariamente los tonos visibles.

El método más actualizado para clasificar las estrellas se denomina sistema Morgan-Keenan. En él se añade un rango numérico ―entre 0 y 9― entre los espectros de cada letra nominal. A5 serían 5 décimas entre A0 y F0, el mismo principio del fraccionamiento numérico, que permite una mayor exactitud en los valores espectrales.

Los astrónomos también incluyen en este sistema la luminosidad de las estrellas, expresada por números romanos: I, II, III, IV y V. Estos valores indican el ancho de las bandas de absorción del espectro, lo que a su vez refiere el tamaño de dichos astros. Las clase I son las supergigantes; clase III, las gigantes; las V son las enanas o estrellas de secuencia principal.

El espectro del Sol sería G2V, lo que se leería como estrella de secuencia principal amarilla, dos décimas de la estrella naranja. El de Sirio es de tipo A1V, una estrella enana blanca, una décima de la estrella amarillo-blanca.

Artículos recomendados

Comentarios