Síguenos en Facebook

Fósiles curiosos: Las medusas peine

87779710.jpg Photos.com/Jupiterimages/Thinkstock

Entre los fósiles que abundan en nuestro planeta se encuentra Eoandromeda, un invertebrado que vivió en los fondos marinos 580 millones de años atrás, y que fue llamado así por su forma en espiral parecida a la galaxia de Andrómeda.

Al parecer este es el antepasado de las medusas peines, criaturas gelatinosas muy parecidas a las medusas comunes.

Medusas peine

Las medusas peine son redondeadas y tienen 8 filas de aletas iridiscentes a cada lado del cuerpo. El lugar de este organismo en el árbol de la vida está siendo cuestionado seriamente, pues aunque se le ubica en la base no se le consideraba el primero.

Dicha posición le corresponde a los las esponjas, las medusas y las anémonas de mar, seguido entonces por las medusas peine.

La simetría de la Eoandromeda es bilateral, igual a la de los primeros organismos del árbol, lo que sugiere que este fósil es el pionero de todos.

Pero su relación evidente con la medusa peine indica que la segunda en realidad se debe ubicar en un puesto más basal. Los estudios del genoma que se han venido realizando parecen apoyar esta hipótesis.

Medusas actuales

Los fósiles también tienen diferencias con las actuales medusas peine, pues no tienen tentáculos ni boca, características principales de las medusas.

Este aspecto sirve para desarrollar el debate entre quienes apoyan el parentesco de estas especies y quienes lo cuestionan, alegando que aún no hay suficientes pruebas.

142506036_0728b98264_z.jpg pakgwei/Flickr

Teorías

Estos expertos plantean que, durante el período al cual pertenece la Eoandromeda, existieron organismos unicelulares gigantes que eclipsaban a los multicelulares, en pleno origen. La forma de pelota de golf de estos fósiles pudiera asociarse con uno de estos gigantes.

En cambio, los que defienden la teoría parental creen que la edad no puede ser un elemento que discrimine fielmente de qué organismo se trata.

En cualquier caso, es obvio que el árbol de la vida se está viendo removido en sus cimientos peligrosamente, lo cual puede traer muchas implicaciones para el estudio de las especies que se ubican en el resto de los intrincados ramajes del tronco evolutivo.

Artículos recomendados

Comentarios