Síguenos en Facebook

Hormonas sexuales: pequeñas y revoltosas

101810920.jpg Hemera/Thinkstock

El ser humano nace, crece, se reproduce y muere. Pues bien, en este artículo vamos a conocer la tercera etapa: qué nos hace pensar en la reproducción y sus causas. ¿Y quiénes son las responsables biológicas del cambio de nuestro cuerpo? Las hormonas.

¿Qué son las hormonas?

Son sustancias segregadas por glándulas de nuestro cuerpo y tienen como función regular las funciones de nuestro organismo.

En este caso vamos a hablar de las hormonas sexuales, que son producidas por los ovarios en el caso de las mujeres, y por los testículos en el caso de los hombres.

Llega un momento de nuestra vida en el que entras en la pubertad, entonces se producen cambios en tu cuerpo y en tu comportamiento, en tu forma de ser. Estos cambios son generados por las hormonas.

¿Cómo funcionan?

Pues bien, debes saber que las hormonas son química pura y dura, y que son sustancias que se liberan al torrente sanguíneo después de ser expulsadas por un órgano o glándula.

Cuando la hormona está "nadando" en la sangre, es captada por unos receptores celulares, que son los que indican a la célula que es hora de empezar un cambio o como regularse.

Las hormonas son las controladoras del sexo, de la reproducción y el desarrollo sexual y del crecimiento.

La hormona del crecimiento

121350642.jpg iStockphoto/Thinkstock

Vamos a cambiar el tema de la hormona sexual por el del crecimiento para explicar mejor su funcionamiento.

Cuando llegamos a cierta edad (distinta en mujeres y en hombres), se liberan involuntariamente las hormonas del crecimiento. Es una hormona polipéptida de 191 aminoácidos.

Cuando esta hormona es liberada por la hipófisis, en caso del hombre, estimula al hígado y, éste, a su vez libera más sustancias que son las encargadas de llevar a cabo el crecimiento acelerado de músculos, huesos, y demás partes del cuerpo humano.

Cuando llegues a los 21 años, más o menos, dejarás de crecer. Aunque esta hormona se libera para dar sueño, en los entrenamientos y más.

Pero sigamos con las hormonas sexuales...

En la mujer

Los ovarios de la mujer producen estrógeno y progesterona, que son hormonas femeninas, aunque también producen, en mucha menor cantidad, hormonas masculinas: testosterona y androstenediona. Además, tanto hombres como mujeres, tienen la hormona luteneizante, muy ligada al deseo sexual.

El nivel de estrógeno de una mujer aumenta lentamente durante la primera mitad del mes, pero después de la ovulación es la progesterona la que toma las riendas del cuerpo de la mujer.

¿Qué nos dice esto? pues que algunas mujeres se sienten más deseadas y tienen más deseo sexual cuando la progesterona manda y otras cuando es el estrógeno quién está presente. En cada mujer es diferente.

Las hormonas femeninas preparan el aparato reproductor de la mujer para la fecundización durante ciclos de 28 días durante su vida fértil, después, al llegar a los 50 años, año arriba año abajo, se llega a la menopausia y la hormona deja de segregarse.

Físicamente: cuando la mujer madura crece su aparato reproductor y el pecho, la grasa del cuerpo se distribuye de diferente manera otorgando otro aspecto físico, crece vello, y se aumenta de altura.

144350266.jpg iStockphoto/Thinkstock

En los hombres

En el caso de los hombres es más sencillo, ya que la testosterona es una hormona muy potente y es muy difícil no prestarle atención.

El hombre piensa, según estudios, unas 19 veces al día en sexo, mientras que las mujeres sólo 10. Por supuesto que depende de cada mujer y hombre.

En este sentido, el hombre tiene un instinto más animal y primitivo, ya que le resulta más difícil controlar sus impulsos.

Físicamente: crece el aparato reproductor, aparece el vello púbico y por otras zonas del cuerpo, cambia la voz, se desarrolla la musculatura (ya que las hormonas masculinas ayudan a la síntesis de las proteínas), y se crece en altura.

Tanto en el hombre como en la mujer, todo esto se produce a causa de las hormonas.

Cambios de humor

Los hombres no sufren tantos cambios de humor porque segregan continuamente hormonas. Pero en el caso de las mujeres podrás notar que, junto con el período, vienen muchos cambios emocionales. Además afectan al sistema nervioso central, alterando la sensibilidad emocional (por ejemplo, cuando se está con la menstruación, una mujer puede sentirse deprimida).

156972558.jpg iStockphoto/Thinkstock

La líbido

La líbido es, ni más ni menos, que el deseo sexual, y eso depende de cada persona. Por ejemplo alguien ve los labios de la imagen de arriba y siente ganas de besarlos y excitación sexual. Algunas personas necesitan más que eso, otros menos.

¿Qué hacer si pierdes la líbido, el deseo sexual? Fácil, busca nuevas cosas que te motiven, te hagan sentir deseada o deseado y te hagan ser "travieso" y logres así liberar hormonas. 

Por cierto, debes saber que en los hombres la viagra no aumenta la líbido, simplemente mantiene la erección, no afecta al deseo.

Si te gustan los temas sexuales te invito a que leas sobre el viagra femenino o sobre de qué depende el deseo sexual.

Artículos recomendados

3 Comentarios

Muy instructivo y aclarador, nos da la base para seguir leyendo sin grandes dificultades sobre el asunto, pero por favor, no cuesta nada pasar el corrector ortográfico antes de publicar. ¿"Líbido"?
Un saludo

Jue, 2012-02-09 15:59

Laura, no veo el problema ortográfico, si me lo puedes aclarar lo agradecería, de verdad. ;)

Vie, 2012-02-10 15:16

La tilde :$
Siento la tardanza, no había visto tu respuesta.
Un saludo.

Mar, 2013-05-21 07:13

Comentarios