Síguenos en Facebook

Armas biológicas: una amenaza latente

153487432.jpg iStockphoto/Thinkstock

Buscando nuevas formas de destrucción el ser humano ha llegado a militarizar virus, bacterias y hongos de la naturaleza para convertirlos en armas biológicas.

¿Qué son las armas biológicas?

La Federación de Científicos Estadounidenses (FAS) define las armas biológicas como toxinas y microorganismos, como virus y bacterias, capaces de producir enfermedades entre las personas, los animales y la agricultura.

148085564.jpg iStockphoto/Thinkstock

El uso de las armas biológicas se remonta al año 1500 a.C., cuando los hititas del Asia Menor enviaron víctimas de una plaga al territorio enemigo para enfermarlos y ganar la guerra. Incluso algunos historiadores sostienen que las 10 plagas bíblicas que Moisés llamó sobre los egipcios fueron parte de una guerra biológica.

En 1346, para invadir la ciudad de Kaffa, el ejército tártaro catapultó los cadáveres de las víctimas de la peste dentro de la ciudad para infectar a los ciudadanos. A principios del siglo XX, los alemanes y japoneses usaron al ántrax como un arma biológica.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, fueron los Estados Unidos y el Reino Unido quienes desarrollaron programas de armas biológicas. La amenaza de una guerra biológica hizo que la Organización de Naciones Unidas (ONU) prohibiera el empleo en la guerra de armas biológicas y químicas a través del Protocolo de Ginebra de 1925.

Dicho protocolo se redactó y firmó en la conferencia para la supervisión del comercio internacional de armas y munición. Sin embargo, el primer tratado de desarme multilateral se firmó en 1972 en la Convención sobre armas biológicas de la ONU.

105617972.jpg iStockphoto/Thinkstock

Dicho tratado prohíbe el desarrollo, producción y almacenamiento de armas biológicas.
Sin embargo, la ausencia de regímenes formales de verificación para controlar su cumplimiento limitó su efectividad. Por ejemplo, la Unión Soviética continuó con el desarrollo de este tipo de armamento hasta su interrupción en 1992.

Producción de armas biológicas

La producción de armas biológicas se puede dividir en tres etapas:

  1. Un agente biológico debe elegirse y adquirirse.En el caso de las toxinas, se debe adquirir el método de producción.
  2. Después de que crezca y se multiplique en cantidades suficientes, se pueden alterar ciertos rasgos y características de los microorganismos.
  3. El agente se prepara para la entrega.

116975927.jpg iStockphoto/Thinkstock

Elegir el agente requiere que los resultados esperados del ataque coincidan con las características del agente. Estas características pueden ser:

  • Patogenicidad: la cantidad necesaria del agente para producir una enfermedad.
  • Período de incubación: el tiempo entre la exposición y la enfermedad.
  • Virulencia: lo debilitante que es la enfermedad resultante.
  • Letalidad.
  • Transmisibilidad: facilidad con que la enfermedad se propaga a los demás.
  • Tratamiento.
  • Vacunación.

Un patógeno se puede obtener de dos fuentes principales: su entorno natural o un laboratorio de microbiología.

Clasificación de las armas biológicas

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., las armas biológicas se clasifican en tres categorías:

Categoría A

  • Son aquellos agentes biológicos que se pueden propagar o transmitir fácilmente de persona a persona.
  • Tienen altas tasas de mortalidad, con un alto potencial de impacto en la salud pública.
  • Pueden causar pánico entre el público y requieren medidas especiales de preparación en la salud pública.
  • Ejemplos: ántrax, botulismo, peste, viruela, tularemia y fiebres hemorrágicas virales.

94758085_0.jpg

Categoría B

  • Aquellos agentes de transmisión moderadamente alta.
  • Dan lugar a tasas de mortalidad bajas y tasas de morbilidad moderadas.
  • Requieren mejoras específicas de la capacidad de diagnóstico de los hospitales (o centros de control de enfermedades en EEUU) y la vigilancia de la enfermedad controlada.
  • Ejemplos: brucelosis, toxina de epsilon, salmonella, escherichia coli, muermo, melioidosis, psitacosis, fiebre q, entre otros.

120592338_1.jpg

Categoría C

  • Agentes patógenos que podrían ser manipulados para su uso como un arma biológica por su disponibilidad, la facilidad de producción y transmisión, y el potencial para alta morbilidad y mortalidad.
  • Ejemplos: enfermedades infecciosas emergentes como el virus de Nipah y el hantavirus.

133998208.jpg iStockphoto/Thinkstock

Las armas biológicas son una amenaza real y es hora de que todos nos enteremos de que se trata, por que no es un problema de los países "enemigos de" o "en contra de", sino que es un problema que nos puede afectar a todos.

Los patógenos clasificados como A (el ántrax, por ejemplo) pueden llegar a estar en el ambiente por más de 40 años. En próximos artículos hablaremos sobre cada una de las enfermedades que pueden llegar a usarse como armas biológicas.

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

Y sin embargo ya existe un arma bacteriológica totalmente eficaz al 100%
la temida arma prionica con un contagio del 100% los priones son los causantes de la enfermedad de las vacas locas aunque ya fue localizado en una tribu de Papua Nueva Guinea conocida como enfermedad del kuru los priones como arma ha sido desarrollada como de costumbre por los americanos como arma es de largo desarrollo ya que los síntomas tardarían meses incluso años en manifestarse pero una vez desarrollada la muerte acaece en unos pocos días resumido expandes el arma prionica por aerosol desde un avión por una población esperas y ya solo tienes que entrar y recoger los cadaveras has conquistado sin gastar una sola bala
si queréis mas información buscar priones en google os juro que os quedareis helados.

Lun, 2012-07-09 09:08