Síguenos en Facebook

Robert Koch: El padre de la bacteriología moderna

Robert-Koch-El-padre-de-la-bacteriologia-moderna-2.jpg Photos.com/Photos.com/Thinkstock

Las bacterias son necesarias para nuestro cuerpo, pero algunas de ellas son causantes de enfermedades que pueden resultar mortales, por ello es tan importante su estudio y la búsqueda de curas.

La bacteriología moderna le debe sus bases y varios de sus descubrimientos más importantes a Robert Koch, un médico alemán especialista en microbiología que dedicó su vida al estudio de las enfermedades infecciosas.

Robert Koch y sus aportes

Robert-Koch-El-padre-de-la-bacteriologia-moderna-1.jpg Photos.com/Photos.com/Thinkstock

Nacido en 1843 en Alemania, este médico de profesión se especializó desde muy temprana en su carrera al estudio de los agentes infecciosos que provocaban enfermedades que, en ese entonces, eran desconocidos y mortales.

En los inicios de su trabajo como investigador, se dedicó a analizar cómo se transmitían las enfermedades. Así, estudió las formas de contagio del ántrax entre animales.

Lo primero, fue demostrar que el contagio podía venir de otro animal, pero una vez que lo demostró, se dedicó a buscar formas en que una bacteria se puede mantener y multiplicar en el ambiente, sin importar las condiciones adversas.

Robert-Koch-El-padre-de-la-bacteriologia-moderna-5.jpg iStockphoto/Thinkstock

A esas bacterias, capaces de permanecer en el ambiente y contagiar a personas, sin necesidad de estar en contacto con otros enfermos, se les denominó bacilos de Koch, en honor al descubrimiento de este científico alemán.

Koch, siguió experimentando con otras bacterias causantes de enfermedades como la tuberculosis, cuyo agente patógeno también corresponden al tipo de los bacilos de Koch. Ese trabajo, le valió el premio Nobel de medicina en 1905 y, sus postulados, han sido la base para el estudio de las enfermedades infecciosas.

Los Cuatro Postulados de Koch

Si bien el bacilo de Koch es el descubrimiento que más se conoce sobre este científico, Robert Koch también describió un método que se utiliza hasta hoy, para determinar si un patógeno corresponde a esa clasificación tan agresiva.

Robert-Koch-El-padre-de-la-bacteriologia-moderna-4.jpg iStockphoto/Thinkstock

Para ello, debe cumplir con los llamados Cuatro Postulados de Koch:

  1. Estar presente en todos los organismos que desarrollan la enfermedad y ausente en aquellos que están sanos.
  2. Poder cultivarlo de forma pura y por cierto periodo de tiempo en el laboratorio.
  3. Transcurrido cierto tiempo, poder infectar a otros organismos sanos.
  4. Poder extraerlo de un organismo recién infectado y volver a cultivarlo en laboratorio.

Cumpliendo con esos Cuatro Postulados, se podía identificar a un agente patógeno del tipo bacilo de Koch, causantes de enfermedades como el tifus, lepra, meningitis y sífilis entre otras, además del ántrax y la tuberculosis.

¿Conoces algún otro aporte de este magnífico investigador? Te invitamos a comentar a continuación.

Artículos recomendados

2 Comentarios

Qué gente más valiosa para la humanidad, gracias señor por entregarnos seres tan inteligentes y únicos, dedicados al bien común. Saludos.

Mié, 2013-06-19 19:35

Buen articulo , muy claro , saludos !

Lun, 2013-07-01 14:09

Comentarios