Un planeta con dos estrellas: ¿Ficción o realidad?

Kepler-16b.jpg NASA/Wikimedia

¿Quién no recuerda Tatooine, aquel famoso planeta de la Guerra de las galaxias desde donde se podían divisar dos soles?

Esta imagen recurrente de la ciencia-ficción ha dejado de ser un recurso artístico para convertirse en hecho científico cuando la misión Kepler de la NASA encontrara un planeta que orbita alrededor de dos estrellas a 200 años-luz de la Tierra.

Kepler-16b

El astro ―nombrado Kepler-16b― es frío y gaseoso, inhóspito totalmente, por lo que no podría ser habitable.

Aun así, es el primer planeta circunbinario que se conoce y muestra la diversidad que existe en nuestra galaxia.

Descubrimiento

El telescopio detectó un par de estrellas que se eclipsaban la una a la otra desde la perspectiva terrestre.

Pero también ocurría que el brillo disminuía cuando las estrellas no se estaban cruzando, sugiriendo la existencia de un tercer cuerpo.

Dichas interrupciones se sucedían a intervalos irregulares, lo que indicaba que las estrellas se encontraban en posiciones orbitales diferentes cada vez que el cuerpo pasaba, por lo que los científicos concluyen que el astro gira alrededor de ambas estrellas.

Características

Las mediciones gravitacionales realizadas apuntan a que la masa de Kepler-16b es pequeña. Por su parte las estrellas parecen ser menores que el Sol: una el 69% y otra tan sólo el 20% de nuestra estrella.

El planeta orbita en torno a sus dos estrellas durante 229 días, mas se ubica fuera de la llamada zona habitable ―planetas cuyas superficies pueden contener agua líquida― ya que dichos dos astros centrales son mucho más fríos que el nuestro.

Este hallazgo es único en la galaxia (de momento claro) y sin duda nos deja pensar la inmensa variedad que nos espera del otro lado del universo.

Artículos recomendados

Comentarios